Qué hacer en invierno? (Cultivos exteriores)

Llega el frío, el sol no brilla tantas horas, y la espirulina dice que no tiene tantas ganas de multiplicarse. Qué hacemos en invierno ??

Como siempre, no hay una respuesta única en esta pregunta y principalmente depende de las ganas que tenga el espirulinaire de comida espirulina, del clima exterior y de la capacidad (económica, temporal, logística) que podamos aportar para dar unas condiciones u otros a la espirulina.

Consideraciones previas del cultivo

En invierno es cuando se dan las peores condiciones climáticas para multiplicar la espirulina por tanto será el momento más difícil de conducir un cultivo. Esto es debido a que la espirulina necesita una temperatura mínima de 20ºC en el agua para empezar a multiplicar, además en verano tenemos alrededor de 14-16 horas de iluminación solar en un día mientras que en invierno apenas llegan a las 8-10hores (sin contar la niebla …). Así pues aparte de reducir la velocidad de multiplicación, debido a la temperatura también se reduce el tiempo de multiplicación debido a la iluminación.

En estos aspectos climáticos también hay que añadir el concepto de fotólisis. (El concepto de fotólisis, del que se está pendiente de realizar otra entrada para explicarlo detalladamente, consiste en la rotura de los filamentos de espirulina a causa de una elevada iluminación y una baja temperatura). En invierno es precisamente cuando las posibilidades de fotólisis son más elevadas … y por tanto que la espirulina muera.

La rotura de células, además de la fotólisis, también se puede dar debido a la agitación. Especialmente de una agitación brusca y una baja temperatura. Este pues también será una aspecto a tener en cuenta a la hora de facilitar que la espirulina pase el invierno.

Finalmente, decir que se ha podido constatar varias experiencias en que se ha helado una capa superficial del cultivo y esto NO ha hecho que el cultivo muera (aunque sí se debilita …).

 

Qué es lo que quiero hacer en invierno?

Aparte de las condiciones climáticas hay aspectos claves para decidir qué es lo que quiero hacer en invierno. El aspectos importantes a decidir son dos:

  1. ¿Qué grado de desconexión quiero tener con el cultivo? El invierno permite estar 2-3 meses sin prácticamente prestar atención a la espirulina, pero a la vez también permite seguir con el cultivo, aunque la productividad puede dividirse entres 2 o incluso 5.
  2. Quiero guardar cepa para el año próximo y qué cantidad, o el año que viene quiero empezar de cero? Puede que durante la temporada de cultivo la cepa haya sufrido algún estrés, se haya contaminante con espirulina rectas, con phormidium, etc, así que lo mejor sería volver a empezar con una nueva cepa.

 

Qué es lo que puedo hacer en invierno?

Una vez explicadas estas consideraciones previas propias del cultivo presentamos varias opciones para pasar el invierno **:

Opción 1) Desconexión de la espirulina

Si lo que queremos es desconectar del cultivo de la espirulina el mejor momento para hacerlo es en invierno. Así pues para hacer un “parón” un “break” o un simple viaje largo os proponemos tres opciones para “olvidarse” de la espirulina durante dos o tres meses.

Opción 1, a) Tengo una balsa en el exterior, y no me quiero ocupar durante todo el invierno:

Si tenemos una balsa en el exterior lo primero que deberíamos hacer será construir un pequeño invernadero si todavía no lo tenemos. Si no tenemos los recursos (tiempo, dinero, voluntades, etc) para realizarlo no es un problema grave. Lo que deberíamos hacer es poner una lona de plástico de invernadero que vienen a ferreterías, que cubra el cultivo directamente sobre la balsa. Encima de esta lona se pone un tela de sombreado del 80% (o una doble del 50-60%).

La agitación se reducirá considerablemente. Si tenemos un temporizador analógico con posibilidades de programar cada 15 minutos la propuesta sería que la agitación se active unas 4-5 veces durante el día, con una separación de 2 horas aproximadamente. Teniendo en cuenta que NO se podría agitar mediante bomba de agua ya que esto rompería los filamentos de espirulina.

Opción 1 b) Tengo una balsa en el exterior pero en invierno la quiero desmontar.

En estos casos lo que recomendamos hacer es invitar a vecinos, amigos y familiares y hacer un banquete con la espirulina. La última cena de la temporada. Consistiría en filtrar todo el cultivo de espirulina con la malla de filtrado y comer la biomasa.

Del agua que sobra lo óptimo sería dejarlo en la balsa para que se evapore el contenido de agua y se pueda retirar las sales y materia orgánica del fondo y tirarla al contenedor orgánico.

 

Opción 2) Mantener el cultivo:

Si queremos seguir manteniendo el cultivo debemos tener muy claro que si estábamos recogiendo 2 o 3 veces por semana es muy probable que pasamos a recoger 1 vez cada semana o cada quince días. Depende principalmente del clima. No será el mismo para cultivos en la zona de Almería que cultivos en León.

Para ello será imprescindible construir un invernadero y que estemos en una zona donde hay iluminación solar, es decir las nieblas pueden estar presentes pero no deben ser muy persistentes.

Si la temperatura diaria promedio es inferior a los 10ºC será muy interesante dotar el cultivo de algún tipo de calefacción, ya que la temperatura será un factor limitante a pesar de disponer de un invernadero. Lo ideal sería que la temperatura del cultivo debería llegar los 25ºC.

Para dar más robustez al cultivo se recomienda aumentar la concentración del disco de secchi (espirulímetre) y mantener el cultivo con valor 1,5 y 2,5cm

Si se mantienen este condiciones es muy probable que se pueda comer espirulina también en invierno.

Principalmente lo que se deberá tener en cuenta al cultivo de invierno es que no se produzca la muerte de la espirulina por exceso de iluminación (fotólisis) o bien por una agitación muy brusca.

Además será muy interesante el uso de un skimmer que limpie el medio si queremos cultivar en invierno o si queremos dejar el cultivo durante dos o tres meses sin atención.

Entradas relacionadas pendiente de escribir:

Qué hacer en invierno con los cultivos de interior.

Cómo guardar la espirulina en invierno para recomenzar en primavera.

El uso de skimmer para mantener limpios los cultivos de espirulina.

** Se podría considerar que el invierno en el cultivo de espirulina comienza cuando la temperatura media exterior diaria no supera los 18ºC.

Deja un comentario